Versus

“El tamaño de tus adversarios puede ser una buena medida de la grandeza propia.”
Recogido al pasar.

En algún lado escuché o leí el dicho con el que abrimos estas líneas, creo que es acertado.

Piense Usted en cualquier personaje de la Historia. Por lo general siempre se le recuerda junto a otro u otros nombres que jugaron como contraparte.
Napoleón y Wellington, Aníbal y Escipión, Rommel y Montgomery son sólo unos cuantos nombres al azar.

Lo mismo se puede decir en los deportes ¿Acaso el tamaño de personajes como Frazier, Norton y Foreman no nos dan una idea de la grandeza de Mohamed Alí?
Hunt y Lauda, Cowboys y Steelers (en los 70s), Senna vs Prost y Mansell.

Si hablamos de máquinas encontramos lo mismo: Porsche vs Ferrari, Mustang vs Camaro, Bf 109 vs Spitifire, Ford vs Chevrolet, Honda vs Suzuki. Ejemplos sobran.
Es una broma en serio, que cualquier alegato sobre la supremacía o superioridad de x sobre y puede disparar un pleito de cantina, colectivo.

En el tenor de esta sección, Metal Pesado, aquí el tema es, exclusivamente, máquinas: automóviles, aviones, tanques, barcos, motocicletas y demás.
Como todos, tengo preferencias, pero el esfuerzo será para minimizar la tendencia natural de mis filias. Aunque, al final, cada quien tiene su visión.
Bienvenido a Versus, seguro que Usted tiene sus propias filias… y fobias, ¿Quién no?

Lo importante, las filias o fobias no deberían impedirnos un poco de ese ejercicio ocioso llamado objetividad, en tanto se pueda ser “objetivo”, desde el sujeto.
Y eso, le da sabor a la vida.

Adendum: ¡Ahh! Amarrándome el dedo antes de cortarlo, algunas de mis filias: Porsche, Alí, Pumas, Ford, Cowboys, Mansell, Hunt, Mustang (el automóvil), Spitfire, Led Zeppelin, Yankees… y Medias Rojas (lo sé, un oxímoron, pero así soy), BMW y…